sábado, 1 de diciembre de 2007

¡CREER ES VER!

Hoy necesito estar al lado de la esperanza, no puedo dejar pasar la oportunidad de expresar mis sentimientos de solidaridad.

Desde luego y esta vez, no es por estar cercana la Navidad, simplemente se ha adelantado a ella, sin esperarlo, de repente, viéndola siempre de lejos...
¡Así se ha presentado el último paso de la vida!
Siempre hemos oido decir que nadie es imprescindible en esta vida, pero no hay nada tan falto de verdad. Claro que en el trabajo vendrá otra persona a sustituirnos y al poco tiempo todo será igual, pero que esto no se lo cuenten a sus seres queridos, a su familia, a su pareja, a sus verdaderos amigos, a sus hijos..., porque el vacio siempre estará allí, como una herida que nunca cicratiza.

El otro día no fue a mi a quien le tocara vivir tan amarga experiencia, le tocó a una compañera de trabajo. En sus ojos brillaba la tristeza igual que un cuchillo afilado y desgarrador.
No conocí a la persona que nos había dejado, pero si a parte de los que se han quedado aquí y con ella me vinieron a la mente muchas otras personas a las que conozco y tambien les ha sucedido lo mismo y se me empezaron a humedecer los ojos. Tambien empecé a acordarme de todos aquellos familiares y seres queridos de las víctimas del hambre, de la guerra, del maltrato, del desprecio, del olvido, del terror....y de igual forma con la que se producen los aludes en la montaña, copo a copo, bolita con bolita de nieve, se me fué desbordando el alma.

En el fondo me gustaría que esto no volviese a suceder, quiero seguir creyendo en mi y en todos los que me rodean, para ser capaces de ver, escuchar, aliviar y palpar al tristeza, para poder hacer cuanto esté en nuestras manos por los demás. No sólo ahora, sino en el día a día, en el paso a paso.

Hoy creo, y por eso puedo ver brillar de nuevo el sol en el horizonte.

Foto: Earthlove

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Señor pepe lo que acabo de leer me ha tocado el alma pues acabo de pasarlo por una persona a la que apreciaba .Lo que ya no tengo la seguridad en creer o no anque todos los dias me acuesto pensando en la hora que me tengo que levantar .Saludos señor pepe.

brucibruci dijo...

Saludos:

Había escrito un bonito y largo comentario sobre tu blog, pero cosas de la informática se borró, por lo cual lo resumo en pocas palabras:CHAPEAU para tí y para tu filosofía de vida que espero sea como la piedra cuando choca con el agua y hace crecer ondas cada vez más grandes y firmes.
Ya me conoces pues tuve el honor de compartir un bonito día en la sierra junto a tu fam. y la mía, este fin de semana.

Un abrazo, y adelante¡¡