domingo, 15 de junio de 2008

Magnolio:¿Por qué flores tan grandes?


El "Magnolio grandiflora" es un árbol perteneciente a la familias de las Magnoliáceas que es una de las más primitivas de todas las plantas con flores. Al final del cretácico y durante toda la era terciaria abundaban en casi todo el Hemisferio Norte, pero actualmente ha quedado reducida al sudeste de Norteamérica, América Central y Brasil y a otro núcleo en el sudeste Asiático, Archipiélago Malayo y Nueva Guinea.



Foto pepenosela: Magnolio en el "Parque Grande" de Zaragoza.

Además de las propiedades tónicas y estimulantes, se han aislado varios alcaloides con propiedades curarizantes (como las del curare de los venenos de las flechas).

En el caso concreto del "Magnolio grandiflora" estos días podemos verlos en flor, aunque la lluvia se las está echando a perder antes de hora. Sus hojas perennes de gran tamaño, gruesas y correosas, tienen un bonito clolor verde brillante por el haz y pardo-rojizo, herrumbrosas y peloso por la cara inferior (envés).




Foto infojardín.com. Flor del magnolio



Son árboles que pueden alcanzar un gran tamaño y que se han adaptado bastante bien a nuestro clima y especialmente a nuestros suelos, especialmente calizos. Los podemos observar en cualquier jardín o calle arbolada (hay que fijarse en todo, seguro que teneis alguno cerca de casa).



Foto pepenosela: Fruto del magnolio, con sus suculentas y venenosas semillas






Crece muy despacio y prefiere no pasar sed. Lo que mas llama su atención no es sólo su historia, sus flores son un reto para el sentido común. Este árbol como su nombre indica, posee unas grandes flores de color blanco (de 20 a 30 cm. de diámetro), situadas en los estremos de las ramas y con un olor agradable, con 6-12 pétalos abovados y algo carnosos. Y aquí está la cuestión: Ya sabemos que nada es gratuito en la Naturaleza, entonces ¿por qué tanto esfuerzo y gasto de energía por parte del Magnolio por tener semejantes flores?


Os dejo aquí la pregunta a modo de ADIVINANZA, para que le deis a vuestra cabeza. La solución en próximas entregas.

4 comentarios:

"O zagal de Molinero l'arco" dijo...

Las flores grandes, carnosas y blancas, desprenden un intenso y agradable olor para captar a los insectos polinizadores. Cada flor tiene entre 6 y 12 pétalos y 3 sépalos de aspecto petaloide. La parte superior de sus numerosos estambres es de un tono granate.
"Reconozco que no lo sabia...pero lo he buscado"
Ya se sabe que nabatiando se llega a Tortosa.

Jesús C. dijo...

Para intentar dar explicación al gran tamaño de las flores del magnolio se pueden adelantar varias hipótesis. 1ª)El gran tamaño de los insectos existentes en épocas tan remotas y otros aspectos de su morfología harian necesario semejantes proporciones en las flores para permitir su polinización,(supongo que flores muy pequeñas complicarían mucho la alimentación de los grandes insectos).
2ª)Si los magnolios no formaban bosques, sino que se encontraban dispersos y aislados entre otras muchas especies de plantas, necesitarian atraer a los insectos a grandes distancias por lo que una flor grande y olorosa es mejor reclamo entre la masa verde que muchas flores pequeñas.
Ambas hipótesis no son excluyentes y pueden ser ciertas.De cualquier modo la evolución de flores e insectos polinizadores es interdependiente(coevolución) y ahí puede estar la clave para entender muchos aspectos de su ecología e incluso de su morfología o fisiología.
Otra pregunta es, si todas las fomas y procesos existentes en la naturaleza son explicables en relación con la evolución, la adaptación ,la supervivencia de los más aptos, en suma con la necesidad. o en algún caso sean puro producto del azar.

Javifields dijo...

hola stop he vuelto stop tengo nuevas fotos de flores stop... con una necesitaré ayuda para identificación stop ya te la enviaré

Pepe Nosela dijo...

Bienvenido Javier!
No nos envies nada, quedamos un día y nos cuentas tus andanzas.

En cuanto a "O zagal del molinero d'Arco" hay que decir que está muy aplicado. Cierto que los sépalos del magnolio son muy parecidos a los pétalos y en cuanto al olor está claro que para algo es. Bien, bien..
A Jesús C. darle las gracias por sus dos hipótesis, las dos nada descabelladas, aunque la última se desvanece un poco puesto que deciamos que había muchos árboles y grandes bosque de magnolios.

¡Hay que seguir pensando!