domingo, 26 de octubre de 2008

El Kaki. Alimento de dioses.


El kaki o caqui, cuyo nombre botánico es “Diospyros kaki”, es uno de los árboles que en esta época nos ofrece sus apreciados frutos. Es un árbol de la familia de las Ebenáceas, la madera del “Diospyros ebenum” o ébano es una de las más apreciadas.
Foto pepenosela: Kaki de 184 años en Garrapinillos (Zaragoza).
El árbol florece en para mayo y su fruto está maduro en éstas fechas, éste es una baya de color amarillo- anaranjada, de carne dulce y gelatinosa cuando está bien maduro, si éste fruto lo consumimos cuando está algo verde, aunque su apariencia sea de maduro, nos dejará la boca como el esparto y evitará el que volvamos a probarlo, aunque su textura gelatinosa desagrada también a bastantes.
Foto de detalle de hojas y frutos
Es originario de China y de Japón, pero es capaz de medrar en toda la zona costera de España (le gusta el clima suave), pero aquí en Zaragoza y concretamente en la Escuela de Jardinería de Garrapinillos, existe un ejemplar de 184 años (una auténtica joya).

El gran cuidado que hay que tener en estas fechas, es no permanecer demasiado tiempo bajo el árbol, puesto que mas de uno se ha ido con la cabeza bañada en gelatinoso caqui, mientras retiraba los frutos espachurrados del suelo.

2 comentarios:

Dani dijo...

Pues en mi casa no nos gustan mucho, la verdad.

Eso sí, a mi abuela, le encantan. No sabía su historia, se la contaré.

Pepe Nosela dijo...

Es curioso que este fruto encante tanto a la gente mayor, a la gente joven que pasa por la Escuela ni se les ocurre probarlo, posiblemente tu abuela ha tenido siempre la buena costumbre de comer fruta. A mi tambien me encanta y lo cierto es que no lo probé hasta llegar allí.