sábado, 20 de noviembre de 2010

El eslizón. ¿Un lagarto que quiere ser serpiente?

Ayer encontramos un eslizon tridactilo (Chalcides striatus). Es como una culebra con unas pequeñas patas, que por el hecho de haber establecido su habitat en espacios donde abunda la hierba alta, sus patas han ido reduciéndose a favor de un mayor serpenteo. No obstante las patas rudimentarias facilitan sus rápidos movimientos.

Recuerdo de joven haber cogido uno en Jaca y desde entonces no lo había vuelto a ver mas. Lo que menos podía imaginar, es que en una zona tan seca cono es la de Garrapinillos a 15 km. de Zaragoza, pudiéramos encontrar a éste ejemplar. Según dicen los expertos, es muy rara en zonas con pluviometrías inferiores a 500 mm (en Zaragoza tenemos una media de 350 litros/m2 y año).

Me parece fascinante encontrar animales como este, pues no es fácil verlos ya que pasan muy desapercibidos. Como dicen en macroinstantes : “Es un animal tímido y muy discreto, capaz de moverse con asombrosa agilidad 'nadando' entre los tallos herbáceos, y de cuya presencia normalmente solo percibiremos un ligero movimiento en la hierba, como si una ligera brisa la hubiera acariciado”.

Se alimentan de escarabajos, arañas, mocas, gusanos y larvas de otros insectos. Es a la vez presa de serpientes y aves. Llama la atención el que sea un reptil ovoviviparo, pariendo de tres a doce crías durante el verano (esto le da una mayor capacidad de supervivencia).

Foto pepenosela de eslizón: Detalle de las patas delanteras y la cabeza.

Está catalogada a nivel nacional como una especie de especial interés. No se por que no está protegida, supongo que no debe haber un adecuado seguimiento del mismo, que es lo que normalmente suele suceder.